martes, 1 de febrero de 2011

ORIGEN


Entumecida, la que fue vibrante y sagaz

Arrimando los brazos al vientre

Hinchado y podrido de tiempo pausado

Ella, la que fue todo

Mi primera casa,

Mi origen


Contemplación de tragedia anunciada

Presentada a gotas

Dosificación de dolor que vomita

En arcadas vacías de horrible blancor


Ella muere y respira

Acompasada del hombre

El hombre estancado

El que la vio malvivir

El que malvivió a su lado


Se me atora la risa y el llanto

Arrojando los ecos de deseos pasados

Ya no hay rostros ocultos, ni feos ni malos

Solo el manto gris del silencio olvidado


No hay gloria, valor ni donaire

Ella está entumecida,

arrimada,

hinchada,

podrida,

Ella, ahora es nada

Se borra

Se pierde

Se va

ya…


Mi origen


Alberto Sánchez Arguello

1 Febrero 2011