viernes, 12 de julio de 2013

LLAMANDO A CTHULHU



RODAR

Finalmente le enseñé a Cthulhu a rodar sobre sí mismo. Es mejor no hacerlo mucho: provocó un tsunami que barrió con Asia.

PASEAR

Cuando saco a pasear a Cthulhu tengo que estar cuidando que no ensucie las aceras y que no destruya a la especie humana: es un travieso.

JUGAR

Los sábados Miguelito y yo dejamos jugar a Cthulhu y Shub Niggurath. Destruyen algunos universos y luego comen juntos.

ARRASAR

Llevé a Cthulhu a la escuela. Se rieron al verlo con su forma de pulpo, así que él tomó su forma original. Me costó salir de los escombros.

SOÑAR

Cthulhu a veces tiene pesadillas y nos desbarata la casa y el jardín. Lo arrullo y escribo con tiza R'Lyeh en su frente, siempre funciona.


Alberto Sánchez Argüello
Managua Nicaragua 2013

Imagen: Internet