jueves, 28 de noviembre de 2013

EL BARQUITO DE PAPEL



I

Muchas personas saben hacer un barquito de papel, pero pocas saben cómo subirse a uno.

II

Beatriz sabe cómo subir a un barquito de papel: pone un pie dentro y luego el otro.

III

Beatriz navega diario en su barquito de papel. En invierno en la corriente de las aceras, en verano en el viento que mueve los árboles

IV

Por las tardes Beatriz navega con su barquito de papel por encima del césped. Por eso conoce el su nombre de todos los caracoles del jardín.

V

Por las noches, Beatriz le cuenta al pececillo de la pecera, sus viajes con el barquito de papel.

VI

Siempre hay un sapo o una libélula dispuestos a ayudar a Beatriz si su barquito de papel llega a encallar.

VII

Cuando tiene sueño, Beatriz navega sobre las sabanas de su cama en su barquito de papel. Al terminar echa ancla en la almohada y se duerme.

VIII

Si tiene pereza de salir, Beatriz navega por la superficie del espejo con su barquito de papel. Así aprovecha a saludar a la otra Beatriz.

IX

A veces Beatriz deja que el barquito de papel navegue solo. Se va entonces a conocer los mundos dentro de las paredes y bajo las alfombras.

X

A veces Beatriz sueña con su barquito papel. A veces el barquito de papel sueña con Beatriz.


Textos Alberto Sánchez Argüello 
Managua Noviembre 2013

Imagen: internet