viernes, 27 de septiembre de 2013

LA MAQUINA DE HACER PAJAROS



Nuevamente comparto otra de las historias que envié al primer concurso centroamericano de literatura infantil de la Fundación nicaragüense Libros para niños. Esta fue inspirada por la historieta “La máquina de hacer pájaros del dibujante argentino Cristóbal Reinoso (Crist) publicada en Nicaragua en La Semana Cómica que dirigía el gran Róger Sánchez en los años 80. Les dejo el cuento.


I

El señor García miraba el cielo de la ciudad y se aburría al no ver nada, así que decidió inventar una maquina de hacer pájaros.

II

Antes de inventar la máquina de hacer pájaros, el Sr. García había inventado la tinta invisible, el agua sin color y las nubes blancas, era un gran inventor.

III

El Sr. García encargó plumas a la fábrica de almohadas y recogió suspiros de los parques. Luego armó la máquina con cartón .

IV

Un pájaro es un montoncito de plumas llenas de suspiros. Los más pequeños sólo son un bostezo cubierto de papel.

V

El primer pájaro que produjo la máquina del Sr. García fue uno invisible: había usado pocas plumas. Escapó por la ventana, asustando a los gatos del tejado.

VI

Al segundo intento la máquina del Sr. garcía produjo un montón de pájaros multicolores, pero no sabían volar: había usado pocos suspiros.

VII

Al tercer intento, la máquina del Sr. García produjo pájaros verdes y rojos que trinaron por toda la casa, antes de salir a pintar el cielo gris de la ciudad.

VIII

El Sr. García ahora pasaba las tardes feliz, mirando a sus pájaros poblar el cielo de la ciudad. Sus cantos cubrían el sonido de coches y fábricas.

IX

Los pájaros de la máquina del Sr. García gustaban a todos: los niños brincaban intentando agarrarlos y los conductores chocaban por verlos volar.

X

El Sr. Alcalde le pidió al Sr. García hacer todo tipo de pájaros: unos que cantaran el himno nacional, poemas, anuncios de venta de helados y pan.

XI

La máquina se dañó por tanto trabajo: dejó de fabricar pájaros y produjo aviones comunes y corrientes que intentaban hacer nidos en cables eléctricos.

XII

El Sr. García intentó reparar la máquina de hacer pájaros. Le puso plumas nuevas y algunos suspiros, pero sólo produjo ceniza y se apagó.

XIII

La máquina ya no volvió a funcionar. Los pájaros se fueron a otras ciudades. Así que el Sr. García tuvo que inventar el huevo y ponerse a empollar.

XIV

Ahora nadie sabe que pájaro saldrá de un huevo. Pero no importa: a los niños sólo les interesa verlos volar y al Sr. García también.


Alberto Sánchez Argüello
Managua Nicaragua 

Septiembre 2013