domingo, 15 de noviembre de 2015

LOS GARCIA -15 DE NOVIEMBRE



Desde que regresé a casa todo está muy raro. Mi mamá firmó unos papeles y no me preguntó si estaba bien o que me hicieron en el ministerio. Ni siquiera parece preocuparle la desaparición de los vecinos del catorce y el dieciséis.

Mi hermana me recibió con un abrazo y me olfateó el cuello haciendo ruidos extraños. Luego me dijo que papá regresaría hoy antes de sentarse a desayunar carne cruda. Sólo la abuela estaba como siempre, gruñendo y arañando desde adentro de las paredes.

En la escuela mis compañeros murmuraban a mis espaldas que soy un espía alienígena, que de seguro los quiero secuestrar a todos. Sólo Lucía me cree. Ella me ayudó a explicarles que lo de la foto fue un error, que no era yo, que otro niño fue abducido. Pero ellos dijeron que la forma de mis orejas me delataba.

Me acosté tarde, sin poder dormir. Al lado de mi cama, mi hermana flotaba. Nunca me molestó que fuera sonámbula, pero esto no es normal. Cuando finalmente conseguí cerrar los ojos, un fuerte ruido me despertó. Al salir del cuarto encontré a papá dándole hachazos a la puerta del baño, mientras los gritos de mamá se escuchaban a través del agujero en la madera.

Regresé a mi cuarto más tranquilo, al menos mis padres volvieron a sus juegos.

Alberto Sánchez Argüello
Managua Noviembre 2015


#Wordvember DÍA 15